Miedos y mierdas

Categoría: 

Te cagas, porque lo que te ofrezco es más grande de lo que tu eres capaz de dar.
Te mueres de miedo cuando aparezco en tu campo de visión y lo camuflas fingiendo indiferencia.
Te cagas y te mueres de ganas a la vez. Lo cual es una contradicción bastante dolorosa. Bastante sinsentido.
Es muy triste querer algo y dejar que se escape por la puerta de trás de un bar en donde la gente finge que no se da cuenta de nada. Es muy triste pensarme un domingo mientras yo te pienso desde éste sofá que me abraza las penas y los dolores de huesos.
Es demasiado triste vagar por la vida sin saber qué se quiere, sin saber qué se busca y muerto de miedo como los niños.
Un cumpleaños al que nunca vendrás. Una llamada que no me devolverás. Y asumir que compartir la cama, el sudor, las fantasías, el deseo y la saliva con un desconocido al que conoces muy bien, muchas veces, no significa nada. Para cualquier persona que no se llame como yo.
Por eso me voy con la cabeza muy alta y el corazón hecho añicos. Porque te quiero y porque me quiero más de lo que tú me habrías querido jamás. Buscando mi futuro. Intentando olvidarme de tu esencia. Pensando quién será el siguiente que me roce la piel. Si seguiré pensando en tí. Si algún día volveremos a ser dos.

Pero te cagas y bastante tengo con luchar con mis miedos, como para tener que lidiar con los tuyos.

140